Se vende reproductor de BluRay con poco uso. Motivo: tres hijos

Me encanta ir al cine, adoro el cine, aunque hace cuatro años que casi no piso uno.

El motivo no es la falta de ideas de Hollywood, ni que ahora esté de moda hacer remakes de todo (Batman, Cazafantasmas, Star Trek…), o que el cine español siga siendo de tres tipos (guerra civil, paranoias sexuales de Almodóvar o comedias chuscas), simplemente es que ahora soy papá, y cuantos más hijos tengo, más se reducen las posibilidades de ir al cine.

Siempre he tenido una gran colección de películas de todo tipo en casa, primero en VHS copiadas del videoclub cuando era joven, luego unos cuantos DVD, y ahora decenas y decenas, “cienes y cienes” de BluRays, pero la mayoría de estos últimos conserva todavía el precinto esperando a ser abiertos en algún momento de mi vida.

Alguno pensará que soy un exagerado, que puedo irme con mi mujer al cine dejando a mis hijos con la abuela. Bueno, mis hijos duermen tan mal, que no puedo encajarlos en ningún sitio con la facilidad que tienen otros. Lo he intentado, y hemos tenido que abortar la operación. Además, si he tenido hijos no es para que otros se queden con ellos por mí. Eso lo tengo muy claro.

En los últimos 4 años creo que habré ido al cine 5 veces. En una ocasión por la presión nacional de no ser el único español que no había visto “Ocho apellidos vascos”. Otras por imperativo legal, como con “Star Wars: Episodio VII” (que sí, que soy un friki), y las demás ocasiones para ver alguna película palomitera llena de efectos especiales y en 3D. Fin. Incluso una vez fui yo sólo al cine, sin mujer, sin amigos… a la sesión de las 4 de la tarde! Estoy en terapia desde entonces para intentar superar el trauma. La gente es muy cruel, me miraba y me señalaba con el dedo cuando caminaba solo entre las butacas buscando mi asiento. Cuchicheaban y decían “mira, ese de ahí va solo”.

Por ese motivo mi colección de películas es tan grande. Ya que no puedo ir al cine, las compro albergando la esperanza de poder verlas algún día, pero va a ser que no. Es imposible sentarse en el sofá con mi mujer a ver una película a una hora prudencial. A mis hijos les encantan los problemas matemáticos de probabilidad. ¿Cuál es la probabilidad de que teniendo tres hijos que están dormidos, se despierten a lo largo de las dos horas que dura una película, uno cada vez sin coincidir con el anterior, y pudiendo despertarse cada uno varias veces?

Supongo que tendría que hacer permutaciones de tres elementos tomados uno a uno, o combinaciones con repetición de tres elementos, o yo que sé, porque lo único cierto es que es imposible ver una película en mi casa. O puede que cuando consigues que todo el mundo se duerma sean casi las 12, y como no sabes qué noche te espera, no quieres tentar a la suerte y te vas a dormir.

Y entonces es cuando redescubres las series. Yo he sido (y sigo siéndolo) un gran fan de las series americanas de televisión desde que sólo se podían ver en canales de pago. Lo siento pero estoy en contra de la piratería y no me bajo cosas.

En ese momento se abre un mundo de posibilidades ante tus ojos porque puedes ver cosas que duran 22 o 42 minutos, según te la quieras jugar, pero tienes que hacer coincidir los horarios de emisión con los de tus hijos porque no puedes perderte “Juego de Tronos” u otro soporífero episodio de “The Walking Dead”. Sí, veo la serie de zoombies en la que nunca pasa nada, pero es que sueño con el día en que maten al chino de una vez.

Y es entonces cuando el hombre blanco inventa el vídeo bajo demanda y te encuentras como un niño abriendo regalos el día de los Reyes Magos sin creértelo todavía, porque puedes ver lo que te dé la gana, cuando te dé la gana, donde te dé la gana. Y si te estás quedando dormido, lo paras. Y si estás en la cama y te apetece hacer otra cosa, lo paras. Y si alguien llora, lo paras… y ya seguirás después o al día suficiente. Habría que hacer un monumento a MovistarTV, a Vodafone o a Netflix.

Así que ahí está el BluRay, las gafas 3D y toda la parafernalia que hay en casa para disfrutar del “cine en casa” cogiendo polvo por falta de uso. De hecho, creo que estos años los únicos discos que ha reproducido el aparato son “Cars”, “Aviones” y “Toy Story”.

Un comentario sobre “Se vende reproductor de BluRay con poco uso. Motivo: tres hijos

  • el 10 septiembre, 2019 a las 02:13
    Permalink

    Me he echado a reír cuando lo del chino de The walking dead y ver la fecha en que escribiste el post jajajajaj

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *