Tuve que estudiar tres carreras para elegir el carrito de mi hijo

Hace cinco años nos tocó comprar cochecito para nuestro primer hijo, y nos recorrimos varias tiendas, y oímos varias explicaciones y argumentos. La verdad es que los cientos de características y diferencias entre uno y otro pueden llegar a volverte loco. Al final del proceso de elección te da la sensación de que acumulas tanto conocimiento como si hubieras estudiado tres carreras y dos máster.

En aquel momento podías elegir entre un Bugaboo o un Bugaboo, porque todo el mundo se empeñaba en venderte uno, fueras a la tienda que fueras. Y la verdad es que el modelo Cameleon, el que más se ve por las calles, me parece el carrito más sobrevalorado del mercado. Primero porque cuando lleva capazo, a no ser que lo hayan corregido en las nuevas versiones, éste queda inclinado hacia abajo en la zona donde está la cabeza del bebé, por lo que queda más baja que las piernas.

El plegado es para estudiar un máster comparado con otros. Hay que hacer tanto movimientos con el cuerpo para abrirlo que parece que te ha dado un ataque de epilepsia. Y luego en modo silleta, no deja de ser un respaldo de mochila sin nada rígido que sujete la espalda del bebé. Además, es realmente bajo, por lo que debería venir de serie con ibuprofeno para los dolores de espalda de los padres que tienen que agacharse tanto.

Si costara 500€, pues vale, pero es que ronda los 1.000€, y me parece más moda tonta que otra cosa, pero bueno. Sí, lo reconozco, soy de la liga anti-Bugaboo!!!

También estaban los modelos de Jané, más baratos, con un plegado un poco raro pero más normal, pero con un gran problema para mí, pesan el doble que otros, y de verdad que lo de llevar semejante lastre, agota.

La silla Stokke es muy guay y fashion, distinta a las demás. Es como si fuera un mástil y en lo más alto, está el capazo o la silla. El problema es que ese mástil parte la base del capazo o la silla en dos, y obliga al niño a ir siempre con las piernas separadas. Vale, es la posición natural, pero si quiere no puede cruzarlas o moverlas con libertad. La ventaja principal de esta silla es que es la más alta de todas, y para padres altos viene muy bien para no tener que agacharse.

Uppa Baby ha sido la revolución estos últimos años. Es un carro americano que se ha puesto de moda y que la verdad es que tiene muchas cosas positivas. Es cómodo, no pesa demasiado, se maneja muy bien, tiene una gran cesta inferior, robusto… No tiene grandes pegas desde mi punto de vista. Quizá la visera del capazo que no es muy cómoda de bajar. La verdad es que en España no se vendía cuando tuvimos a nuestro primer hijo. Quizá lo hubiéramos elegido, aunque sigo pensando que nuestra compra fue la mejor.

orbitbaby_plegadoNosotros compramos un Orbit Baby, posiblemente el carrito más feo del mercado. Americano y muy conocido por aquel mercado, pero aquí se ven muy pocos. De hecho creo que ya nadie lo distribuye en España. Ventajas? Todas. Se maneja muy bien, los textiles son una pasada, tiene una capa incorporada en el capazo que se despliega y lo cierra completamente, algo que viene genial los días de viento.

Tanto el capazo como la silla rotan 360º, por lo que lo puedes poner en cualquier posición. ¿Para qué sirve eso? Puedes estar en una cafetería o restaurante, poner el carrito en un lateral y girar la silla 90º para el niño te esté mirando. Así descubrimos ese carrito en una cafetería y nos pareció una idea genial.

Tiene dos alforjas laterales que vienen de maravilla para hacer la compra en el super, aunque lo cierto es que cuando las pones parece que el carro va a despegar. Lleva un hueco para dejar un vaso y una cesta inferior que es extraíble.

Se pliega con una sola mano y queda supercompacto. Y lo mejor de todo, es el patín que lleva para cuando vas con dos niños. Es un patín que a diferencia del resto de silletas del mundo, va en un lateral, por lo que el niño puede subir y bajar cuando quiere y no te entorpece, como los patines que van en medio en el resto de silletas.

Si tuviera que volver a comprar un carrito, seguramente sería este, aunque últimamente he visto unos que me están gustando mucho. Creo que están fabricados en algún país del este de Europa y se llaman Bebetto. Habrá que echarles un ojo porque pintan muy bien y por lo que he investigado, tienen un precio realmente increíble.

Y sí, sé que hay más marcas en el mercado, pero estos son los que fui mirando en su día o he ido viendo después por la calle. Al final mi análisis se basa en mi experiencia propia y en haber visto esos carritos de familiares o amigos y haber contrastado con ellos sus ventajas e inconvenientes.

Un comentario sobre “Tuve que estudiar tres carreras para elegir el carrito de mi hijo

  • el 28 enero, 2017 a las 20:41
    Permalink

    HEY, I’m an 18 year old upcoming rapper/guitarist/singer/songwriter trying to spread good music! Check out my new single “SLOW” on my page if you want to hear something NEW and DIFFERENT! If you like acoustic guitar and 808′s check it out! LIKE/SUBSCRIBE!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *